Proyecto Patrimonio - 2021 | index |
Carlos Trujillo | Autores |


 









EL POETA EN LAS REDES DEL LENGUAJE
Sobre La Palabra y Su Perro de Carlos Trujillo

Por David Miralles




.. .. .. .. ..

¿Qué habría que agregar a lo ya dicho sobre esta poesía? Apenas subrayar que se trata de un arte que se persigue la cola, en una acción en abismo del que constantemente surge lo que estaba a punto de desaparecer. Acto angustioso en el que nos sentimos arrojados sin saber donde habremos de ir a parar. La materia verbal es por lo tanto objeto de un acoso permanente, como si el gesto poético se encontrara señalando que lo único que nos queda es la palabra y, ante la catástrofe de un mundo que se ha vuelto vago, lejano y extraño, nuestra patria siguiera siendo solamente ella; los sonidos del castellano, los misterios aprisionados en cada verbo y cada nombre. Porque si todo no está allí, entonces no lo estará en ninguna parte.

Es posible que este sea el recurso del inmigrante. El lenguaje como una maleta que nunca se termina de desempacar y ante cuyos viejos retratos y los objetos de otra dimensión, nos sentamos a interrogarnos o simplemente a jugar con ellos para exorcizar la soledad.

¿Será entonces Carlos Trujillo, el primer poeta chilote que rehúsa hablar de Chiloé? ¿o es precisamente su pertenencia a la gran ínsula lo que alimenta su espíritu poéticamente endógeno? Como siempre, no hay una respuesta simple a tales interrogantes. Lo que parece claro, sin embargo, es que la poesía misma es aquí un territorio. Y como tal, el objeto de un acto  de exploración y, a veces, de exorcismo. La palabra (la poesía) es el objeto del acto de escribir(la) y en este sentido se acerca al arte del prestidigitador. La ilusión es entonces lo que cuenta, la “performance” pasa a primer plano y es obligada a servir de sustancia, vicaria de una realidad todavía más inestable. Esto es, naturalmente, lo que los lingüistas llaman metalenguaje. Cualidad mágica de este instrumento que, por cierto, tiene algo de maligno. Por una parte, es la rotura de una ingenuidad y el acceso a un horizonte inestable y caprichoso. Por otra, suele suceder que una vez en estas tierras la brújula enloquece y bien puede ser que yendo hacia el norte viajemos hacia el sur. Esta aventura, por cierto, no es nueva y obedece, rigurosamente, a las múltiples tentativas de las sucesivas vanguardias. No es, exactamente, arte por el arte, porque aquí todavía parece esperarse “algo”, una respuesta tal vez, que no llega pero en la cual todavía se cree. Es simplemente (¿?) que el poeta se vuelve y se instala en el lenguaje, en este caso una lengua minoritaria, no oficial, que sólo opera en los reductos parciales de los gettos y donde, además, se muestra en una diversidad también foránea. Pero, la lengua del poeta no es tampoco aquella, ni siquiera el “cotidiano” de su lejana patria, sino el “sermo nobilis”, la lengua culta, el “estándar”, de los libros y periódicos americanos y españoles. Tampoco hay un metatextualismo abundante, entendido como un diálogo con otras empresas poéticas, excepción hecha, del juego de intervención de poemas de otros autores en la sección “II. Poemas que pedí prestados.” Y es precisamente aquí, en este juego, donde se tiene la ocasión de comprobar que hay una voluntad de desalojo de los referentes. Mediante el gesto de alteración, de modificación de otros textos, lo que se significa es que las palabras, que por otra parte son de todos y de nadie, pueden eventualmente, escaparse, ser liberadas o encarceladas en otros contextos y pasar a iluminar, a veces oscurecer, nuevas zonas de sí mismas.

Podríamos entonces concluir, provisoriamente, que este libro, escrito por el inmigrante Carlos A. Trujillo nos recuerda que no somos sino los habitantes de una lengua poética; mamíferos de la palabra.

Ardmore, Pensilvania
Miércoles, 17 de Octubre de 2007

 

 

 



 

 

Proyecto Patrimonio Año 2021
A Página Principal
| A Archivo Carlos Trujillo | A Archivo de Autores |

www.letras.mysite.com: Página chilena al servicio de la cultura
dirigida por Luis Martinez Solorza.
e-mail: letras.s5.com@gmail.com
EL POETA EN LAS REDES DEL LENGUAJE.
Sobre "La Palabra y Su Perro" de Carlos Trujillo.
Por David Miralles