Proyecto Patrimonio - 2016 | index | Gastón Carrasco Aguilar | Autores |


 

 




¿Qué haremos cuando se acabe la racha?
Presentación de Calle abierta de Patricio Contreras (Balmaceda Arte Joven 2016)

Por Gastón Carrasco Aguilar

 


.. .. .. .. ..

Me aproximo a Calle abierta desde su título: relación entre juego y territorio, espacio público en disputa. Pienso entonces en esa idea que aparece inquieta en el libro: moverse en el espacio de lo que no nos pueden robar. Acaso ese es el lugar que le corresponde, o que le queda al poeta, un lugar de resistencia, como uno más de esos personajes que van poblando el imaginario puentealtino de Patricio Contreras. Todos como parte de ese grupo selecto, nosotros, “los olvidados que juegan a existir”.

La propuesta de esta calle abierta es justamente transitar por los derroteros de la poesía civil, esa que anda a pie o en micro, en constante desplazamiento, siempre atenta a la música de fondo y a los sujetos, pero no mirados desde afuera, etnográfica o publicitariamente, sino desde adentro, desde el afecto. Es en este punto donde la calle se va abriendo, ya no es un pasaje llamado Charles Aranguiz o con mayor justicia Raúl Contreras Navarro, sino además una comuna, una ciudad, una nación; nación unida en el ritual de seguir la esfera durante noventa minutos y algo más de descuento, pero también en el juego siempre ingrato de vivir, en los más de noventa minutos de la realidad que, a veces, queremos que se acabe pronto.

El poeta comienza a tomarse la calle, alguna casa okupa, y quizá también algunos tragos. Con un Blues, tango, o clásico punk de fondo, música del arrabal, esquina o plaza, siempre al filo de un cuchillo insidioso en la garganta, vamos asistiendo a un proceso de ocupación del territorio, con más intuición y ganas que otra cosa. Así es como también se va apoderando de los versos de otros poetas mientras los subvierte. Imagínense un partido con Huidobro, De Rokha y Neruda (aunque dudo que este último corra algo), codo a codo, patada a patada, con más pausas y peleas que propiamente futbol. Apuesto a que el viejo amigo piedra ganaría en la cancha y fuera de ella, con las piernas o los puños. En este juego de apropiación, a veces homenaje y otras veces parodia, Patricio va haciendo apología de la relación armas y letras: “Literatura y pólvora”, en definitiva, hacer de tripas corazón. No se trata entonces de seguir entrampados en la clásica dicotomía de las armas o las letras, sino apostar por las armas Y las letras, ¿por qué no?

Más allá de la violencia de los días, el levantamiento de armas interno y el constante ejercicio de la resistencia, el poeta encuentra su lugar en el afecto al contarnos la propia historia que es también la de los otros: el abuelo, el padre, cargar con el nombre del amigo muerto del padre. “Sobre héroes y patricios” es ciertamente un punto alto en “esta locura de ir apilando versos que parecen ladrillo”, según palabras del poeta. Porque muchos de los versos apuntan hacia el repliegue, la dosificación de la energía y el espíritu de lucha, extendiendo una invitación a dejarnos afectar por los otros. Asunto que bien puede condensarse en el verso: “el amor es una carretera”, un viaje de altos y bajos que vale la pena recorrer, como subirse al camión de un desconocido, y apostarlo todo, un ejercicio de confianza absoluta en y con el otro. No hay vuelta atrás: “no me busquen”, dice el poeta al final del libro.

Todo este breve recorrido por la calle abierta de Patricio Contreras nos invita a pensar que por ahora parece ir ganando la poesía, aunque se mantiene acechante la pregunta, ¿qué haremos cuando se acabe la racha?

Viernes 11 de noviembre de 2016


 

 

 

Proyecto Patrimonio Año 2016
A Página Principal
| A Archivo Gastón Carrasco Aguilar | A Archivo de Autores |

www.letras.s5.com: Página chilena al servicio de la cultura
dirigida por Luis Martinez Solorza.
e-mail: letras.s5.com@gmail.com
¿Qué haremos cuando se acabe la racha?
Presentación de Calle abierta de Patricio Contreras (Balmaceda Arte Joven 2016)
Por Gastón Carrasco Aguilar