Proyecto Patrimonio - 2018 | index | Autores |

 











“Hazte el hábito de considerarla suprema sobre todo”:
Notas a la Cuaderna oscura  de Juan Herrera (Delarchivo, 2018)

Por Gloria Sepúlveda V.



.. .. .. .. ..

“Leer es seguir con la vista la presencia invisible”
Pascal Quignard

Sobre el autor _
Juan Herrera ha publicado los libros Superfashion (1996), Ur (2001). Fue parte de la revista Rew en los noventa. Sus textos están en la antología 1999  que reúne la obra de los poetas de Concepción cuyo trabajo abarca los últimos 20 años del siglo XX. Habría que decir que la obra de Juan se extiende a otros formatos como Poetas al cierre (2008 – 2011), producción audiovisual que recorre la poesía chilena desde los años 80. En otra arista, la investigación doctoral “(s)cima de la escritura  -(c) sima de la imagen en la poesía chilena de los años ochenta” (2007) es un aporte fundamental a los estudios literarios. Ha pasado tiempo desde su último movimiento editorial hasta que con Delarchivo, Cuaderna oscura de Juan Herrera ve la luz.


Santa Águeda de Catania_
Cuaderna oscura lleva en su portada la imagen de la mano de Santa Águeda, Patrona de las mujeres,  enviada a un prostíbulo y torturada con la extracción de sus senos para probar su fé. La virgen Siciliana se conserva contenida en diversos objetos que contienen, por ejemplo, uno de sus pechos, pies, cráneo y la mano que vemos emerger en la portada de Cuaderna oscura. Águeda ha sido retratada por Francisco de Zurbarán, Giovani Lanfranco y otros artistas. Pero el guiño editorial a la Santa no es inocente. Al invertir la mano sagrada en una posición vertical, el juego visual de la mano como emergiendo desde un sexo femenino cobra particular fuerza.  Una nota a esta nota, es la referencia al cortometraje Visiones del éxtasis (1989) de Niguel Wingrove que muestra el martirio erótico que padece Santa Teresa de Ávila. En Cuaderna oscura, una presencia femenina atraviesa el texto y toma diversas manifestaciones. La escritura surge entonces como un diálogo con una feminidad sacra- ¿la escritura?-  y maldita.

Pascal Quignard afirma en El sexo y el espanto: “El hombre tiene por noche su pasado y todo soñante tiene por casa la envoltura del pasado. El pasado más antiguo no es el  útero sino la vagina. Esa es la fascinación del fascinus, la primera domus, la funda arcaica” (2000: 7) que luego deriva en el agotamiento de la esperma y la disolución de la voz lírica  cuando Herrera escribe: “Has desaparecido” (9).


Referentes_
Cruzan la Cuaderna alusiones fundamentales que logran configurar sentido en los textos: “Has practicado un poco de ultraviolencia” (10) alusión a La naranja mecánica que no sólo es una película de Kubrick sino una  novela de Anthony Burguess (1962) (remito a la figura del escritor asaltado por Alex y sus drugos).

En el esfuerzo por sostener la imagen de la amada desvanecida, un hilo une al sujeto y su objeto amoroso a partir de la referencia a la cantante Nico, ícono musical de las vanguardias de inicios de los setenta.

La sacralidad no está solo referida en la mano de Santa Águeda, sino también en la configuración de un Cristo a quien el poeta ofrece y exige la absolución de sí mismo: “Tengo el aire y la medalla del inútil” […] “Ya no son otros /Señor/ Soy yo/ Abatido por mi lengua” (34).


Cuaderna oscura es Hyponémata_
Los últimos trabajos de Michel Foucault estuvieron ligados a la recopilación de las técnicas de sí, que en la Historia de la sexualidad  se abordan en los capítulos  “El uso de los placeres” y “La inquietud de sí”. En Las tecnologías del yo y otros textos afines (1990) y en El cuerpo utópico. Heterotopías (2010), Foucault aborda el cambio de paradigma en el mandato conócete a ti mismo por el cuidado de sí, a través de la práctica de diversas modalidades como los hyponématas, la meditación y la escritura epistolar (Véase el poema carta a Tom Waits en Cuaderna oscura), las tecnologías del yo “permiten al individuo efectuar, por cuenta propia o con la ayuda de otros, cierto número de operaciones sobre su cuerpo y su alma, pensamientos o conducta, o cualquier forma de ser, obteniendo así una transformación de sí mismos con el fin de alcanzar cierto estado de felicidad, pureza, sabiduría o inmortalidad” (Foucault 48): “Del que se abstiene será la tierra/ Del prudente” (32), escribe Herrera. Por medio de la tecnología de la escritura los individuos logran un estado en que logran gozar de sí. La Cuaderna oscura es una Hyponémata  en la medida que reúne una reflexión en torno al uso de los placeres desbocado y después, abstinente. Una cuaderna que fija el agotamiento de los cuerpos. Un cuidado de sí consiste en reunir “notas sobre sí mismo que debían ser releídas, escribir tratados o cartas a los amigos para ayudarles, y llevar cuadernos con el fin de reactivar para sí mismo las verdades que uno necesitaba” (1990:62). La Cuaderna declara una salud que resiste en la escritura poética y su fijación en el cuerpo desasido, la interioridad, la revelación de la fugacidad de la vida, la certeza que el camino que recorrimos es hacia la muerte: “Dentro de los pozos negros hay una luz que no es oscura/Son gusanos son gusanos (6).


Fragmentos de un discurso amoroso_
“En cada cosa le he seguido como manda la Orden del/Panopticon”

Roland Barthes abordó el fenómeno amoroso y compuso un texto que reúne los estadios que involucran la interacción con un objeto de afecto. El libro aparece en 1977 y es fundamental para quien tenga curiosidad de reflexionar en torno a los trabajos del amor. Estos trabajos incluyen la felicidad y el desvarío.  Cuaderna oscura está atravesada por una serie de presencias femeninas que se traducen en la corporalidad devenida memoria de lo que es imposible recuperar.  Por medio, de un discurso hardcore (La violencia de mi esencia germina en mi ano” (5)- una nota a esta nota es el cortometraje de José Luis Sepúlveda EL DESTAPADOR (2012). La Cuaderna está articulado en un discurso porno erótico y grotesque. El discurso amoroso está disociando cuerpo-carne- memoria: “Dónde estará la que ponía trabajo a mis días/Y largo fastidio a mis noches” (17) o “En esta fábula no hay acciones ni hombres elevados” […] “Nada más que la iteración de lo cansinamente repetido” (18) o bien “Quédate en el espejo un momento más/Mientras sostengo la duración de tu forma” (21). 

En el poema “Lolita”, la presencia femenina adquiere los ribetes de la tragedia sostenida en el ímpetu: “Hubiese preferido otras coordenadas para el desastre” (37). Pascal Quignard, escribe la historia del músico Sainte Colombe y su discípulo Marin Marais, en Todas las mañanas del mundo y declara: “La vida es tan bella como feroz”. No es ingenua la referencia a Lolita de Nabokov, porque el narrador en la novela deja un espacio vacío en torno a las otras antes de Lolita. La cuaderna oscura declara un duelo, un ascetismo que intenta explicarse en el ejercicio de la tecnología de la escritura, diremos con Quignard que “Al cabo de la anacoresis, el ego se ha vuelto la domus íntima” (2000: 94), escribe Herrera: “Cuando mi cuerpo abandonado por el deseo/ Te reclame entre los vivos/Lázaro/Hurgando hacia abajo entre las piedras de la fosa/ te llamara/En Sordina pronunciará tu nombre en una lengua adversa/ En una forma tan vulgar que despreciarás el mío/ Con el que me llamaban” (33)

Sobre el ser ascético Barthes propone en el Fragmento de un discurso amoroso lo siguiente: “Reconoceré histéricamente mi duelo (el duelo que presumo) en mi vestimenta, en el corte de pelo, en la regularidad de mis hábitos. Será mi rutina apasible, justo ese poco de retiro necesario para el buen funcionamiento de un patético discreto” (2004: 41).


La vita nova_- la escritura es el trabajo
La Vita Nova es una propuesta estética para un proyecto de novela inconcluso de Roland Barthes. La editorial Marginalia recupera los folios de Barthes,  hyponématas, notas, una recolección del logos, que permite observar, según Barthes: “La literatura se hace con la vida” (2018:11).

El último poema de Cuaderna oscura fue escrito In memoriam  a Juan Zapata, profesor de Literatura y poeta. El poema de Herrera dialoga en torno al de Zapata donde la escritura es un trabajo, insistencia en el hábito, escribe Herrera: “Prueba tu deposición y habrás trabajado como nadie” (4). Escribe Zapata: “escribir trabajo: hay que continuar, no puedo continuar, hay que decir palabras mientras las haya, Foucault, ser a partir de la voz que se dice” (15), la repetición como recurso en el poema de Zapata se compensa en el diálogo que genera con Herrera: “El nombre de esa velocidad es inercia/ Y sé que es poderosa/Por eso trabajo” (43). La Vita nova propuesta por Barthes se rige como una “conversión a literatura” (2018: 18).  Escribe Herrera: “Qué pueblan las palabras que no ensayan/ Un sitio donde animen las causas de sus cuentas” (42). Cuaderna oscura traduce la conversión del hombre hacia el lenguaje, un matrimonio entre el hombre y la literatura: “Allí escribirás todo el resto/ Pondrás el último estuco y pintarás tu casa vacía […] Sin niños ni mujer ni comida/Ya no arrendarás y no podrás rentarla/ Será tuya para siempre” (31).


Concepción – Talcahuano
Noviembre 2018



 

 

Proyecto Patrimonio Año 2018
A Página Principal
| A Archivo de Autores |

www.letras.mysite.com: Página chilena al servicio de la cultura
dirigida por Luis Martinez Solorza.
e-mail: letras.s5.com@gmail.com
“Hazte el hábito de considerarla suprema sobre todo”:
Notas a la Cuaderna oscura de Juan Herrera (Delarchivo, 2018)
Por Gloria Sepúlveda V.