Proyecto Patrimonio - 2017 | index | María Carolina Geel | Autores |




María Carolina Geel

Por Félix Romeo
Publicado en La Vanguardia,
miércoles, 09 febrero 2011, página 23


.. .. .. .. ..

En su primera cita, ella le pidió que le acompañara a comprar una pistola. En su última cita, ella le disparó cinco tiros. Él se llamaba Roberto Pumarino. Ella se llamaba Georgina Silva Jiménez, había nacido en 1913 y había adoptado para firmar su obra literaria el sobrenombre de María Carolina Geel. El lugar del crimen fue el hotel Crillón, el preferido por la burguesía de Santiago de Chile. La fecha, 14 de abril de 1955, jueves.

María Carolina Geel había publicado ya varias ficciones, El mundo dormido de Yenia, Extraño estío y Soñaba y amaba el adolescente Perces, en la estela de María Luisa Bombal, quien también intentó matar a su amante, y un ensayo, Siete escritoras chilenas.

Desde la primera cita, en la que finalmente María Carolina no compró la pistola, mantuvieron un romance complicado: Roberto Pumarino estaba casado. Cuando murió su mujer, María Carolina Geel se negó a casarse. La proposición le produjo escalofríos: “Allí estaba él con la fija idea del matrimonio, y acá estaba yo con mi terror por éste”, relata en su libro autobiográfico, Cárcel de mujeres.

Deseaba terminar con su historia de amor y le rondaba la idea de suicidarse: “Cuando iba a partir tuve la penetrante intuición de algo. Pensé que no regresaría. Guardé el arma en el bolsillo y escribí un papel, dejando una suma de dólares a determinada persona”.

Sin embargo, no se suicidó. Acudió a la cita con Roberto Pumarino, porque creía que él le pedía que lo matara: “Mi acto era también su acto”. Aunque se daba cuenta de que ese suicidio por mano ajena no sería comprendido: “Inclino la cabeza y acepto que eso sea por todos rechazado”.

Fue detenida y condenada a tres años y un día de prisión, que se redujeron por intercesión de Gabriela Mistral, gran redentora de escritores homicidas. Cumplió la pena en el correccional de San Bernardo, gestionado por monjas y con cierto aire conventual, donde fue iluminada: “La lucecilla y el Cristo estaban inmóviles sobre el silencio, la soledad y el misterio absoluto de la muerte”.

Tras salir de prisión, publicó su mejor libro, Cárcel de mujeres. Su ansiada libertad consistió en ir progresivamente encerrándose en su casa, de la que rara vez salía. Falleció en 1996.

 

* * *

Félix Romeo (Zaragoza, 1968) es escritor, crítico literario y traductor. Entre sus obras destacan ‘Discoteque’ (Anagrama) y ‘Amarillo’ (Plot). La nueva serie, ‘Escritores homicidas’ sustituye a ‘Medianenas & Milhombres’, a cargo de Eloy Fernández Porta


 

 

 

Proyecto Patrimonio Año 2017
A Página Principal
| A Archivo María Carolina Geel | A Archivo de Autores |

www.letras.mysite.com: Página chilena al servicio de la cultura
dirigida por Luis Martinez Solorza.
e-mail: letras.s5.com@gmail.com
María Carolina Geel
Por Félix Romeo
Publicado en La Vanguardia, miércoles, 09 febrero 2011, página 23