Proyecto Patrimonio - 2010 | index | Maurizio Medo | Felipe Ruiz | Autores |

 

 

 




1

INFLUENZA, DE MAURIZIO MEDO
EL SON DE UN POEMA ACTUAL

Felipe Ruiz

Cuando a mediados del año 2005 tuve la oportunidad de escuchar primero, y leer después, el poema Manicomio del peruano Maurizio Medo, me pregunté de inmediato cómo era posible que un poema de semejante calidad pasara de tal forma desapercibido en los medios críticos locales. En ese momento, no existía un sesgo de los grandes medios a autores derechamente controversiales respecto de la poesía bien pensante. Intuyo hoy que dicha omisión resulta ser quizá el comienzo de una ceguera basta y profunda respecto de la real trascendencia de la poesía del país vecino.

Manicomio fue el primer libro de Medo en publicarse en nuestro país, por eso, cuando han pasado ya 5 años de aquel, Transtierros resulta ser un momento único y sin igual de reencuentro entre esta basta tradición de la poesía peruana con la chilena, y no solo ello: también, hay que evidenciar que resulta ser una entrega que acrecienta los lazos de continuidad entre ese poema y los que siguen. Su publicación sin duda marcará un momento especial para el autor peruano.

El adelanto de este libro ha sido publicado como un plaquet por Editorial Fuga, bajo el sugerente título de Influenza. Sobre él me gustaría referirme a continuación.

Para empezar, hay que indicar que las líneas poéticas de Influenza no se mantienen apegadas al tradicional neo barroco y que más bien desarrollan una palabra de corte clásico, con claras influencias poundianas en el uso de vocablos y el fraseo rítmico.

Por ello, es claro que Medo prefiere la imagen antes que el ritual, y que en Influenza, notamos, se encuentra prevenido de los hallazgos casuales y fortuitos. Aquí, pesa la creación antes que la inspiración, y sobre todo, pensamos, cuando en el papel se juega no solo el campo de acción del poema, sino de una lírica a ratos sombría sobre el presente.

Influenza colma los campos sombríos sobre los que se desarrolla la palabra árida y acaricia la sonoridad pura antes que el verso libre. Es, a partir de dicha sonoridad, de donde la palabra recibe la libertad del verso, y no al revés. Esto me parece de vital importancia cuando pensamos en que el uso del verso libro resulta, en los poetas jóvenes, casi una imposición externa. Mana desde el son de la palabra el verso embellecido de canto. La tibieza de este regazo parece reunir al poema con su tópico, Influenza,  pero solo en la medida en que aquel, tan usado como pánico social, le ha permitido entrar y sondear las palabras adecuadas para auscultar lo que en verdad parece interesarle: la melancolía del presente.

Pero de que he vuelto no quepan dudas; ve el beso
                                               Rabiar en los labios de mi amor
El resto es una puta manipulación
La voz del fercho me hace escribir aún contra mí

Nos dice Medo, y de que ha vuelto, no hay dudas. Una poesía consecuente y una voz singular no solo dentro del panorama de la poesía chilena, sino también, dentro de su propia tradición, donde Medo es sin duda un autor destacado. Gran acierto de editorial Fuga en publicar este plaquet de la mejor poesía.

 

2

HEROÍNA:
EL DIBUJO Y  EL CONJURO EN EL POEMA DE MAURIZIO MEDO

Heroína es una palabra peligrosamente ambigua. Su acepción juega en el vilo de la malicia del lector, como un dibujo de dos interpretaciones, dibujando en una suerte de esquivo hallazgo no solamente el incipiente verso que a continuación del título deviene, sino de entrada marcado al lector y obligándolo a tomar parte de una insinuante significación barroca del título.

Nada más lejos uno del otro la interpretación de este título, nada más oscuro de intenciones, pero claro de efectos, el nombre que da pie a uno de aquellos poemarios necesarios en nuestro momento histórico. Es, en efecto, la Heroína de los maleantes, de los adictos, de los “drogos” dependientes y ocasionales, que simplemente enuncia acá acaso el embalaje de este poemario como sacado de una pesadilla beatnik, o bien, es la Heroína que justamente viene a combatir estos sujetos, aquella sacada de los mejores lustros de nuestro mundo imaginario o de una historieta, manga, cómic, y que no pondría en duda la inocencia misma de la imaginación, o, mejor, que no pondría en duda que la imaginación es inocente mientra la muerte no corrija sus personajes en la devastación del tiempo.

Son dos interpretaciones ambiguas del título que el lector puede seguir o no seguir como una suerte de prueba psicológica o test de garantía de su propia inocencia; porque a todas  y luces los versos que siguen son el resultado de una visión cristalina, colmada de un barroquismo depurado e incluso versátil que no arrastra como laca sobre un cabello el lastre de la mala rima. Esta poesía obra de modo tal que avanzamos por las páginas sintiendo el ritmo de la inteligencia - si es que se me permite atisbar que la inteligencia también posee un ritmo - y que la palabra de Medo es consciente de aquel ritmo, allí donde la inteligencia se resquebraja en cedazos de interpretación para dar paso a un sentimiento que ilumina y que pone bajo la luz de la poesía la musicalidad del paso, y del traspaso, hacia el lector, del mundo poético.

 

 

 

Proyecto Patrimonio— Año 2010 
A Página Principal
| A Archivo Maurizio Medo | A Archivo Felipe Ruiz | A Archivo de Autores |

www.letras.s5.com: Página chilena al servicio de la cultura
dirigida por Luis Martinez S.
e-mail: osol301@yahoo.es
INFLUENZA, DE MAURIZIO MEDO.
EL SON DE UN POEMA ACTUAL.
Felipe Ruiz