Proyecto Patrimonio - 2016 | index | Mauricio Rosenmann Taub | Autores |

 

 





ALZHEIMER EN LA MEMORIA CHILENA
los paraguas del no
de Mauricio Rosenmann Taub en Memoria Chilena


 


.. .. .. .. ..

Nuevamente hemos conversado con Mauricio Rosenmann Taub sobre la inclusión de su libro los paraguas del no en la Memoria Chilena. Escrito entre 1960 y 1965, fue presentado en Santiago en 1969, pero la prensa se resistió a comentarlo. Un crítico explicó entonces su silencio: no lo comentaba porque no lo entendía.

Sin embargo, el 12 de octubre de 1971 apareció en el diario La Prensa de Santiago una reseña de César Díaz-Muñoz Cormatches. Ignorada durante más de treinta años, fue descubierta en 2008 en la Biblioteca Nacional por el poeta Felipe Cussen del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Santiago. En 2009 fue incorporada al Archivo de Autores del Proyecto Patrimonio.

Díaz-Muñoz Cormatches, abogado y escritor, había comentado varios libros de escritores chilenos. Sus críticas fueron bien acogidas. En mayo de 2016 por iniciativa del editor de literatura, arte y música de la DIBAM, Víctor Quezada, los paraguas del no y la reseña fueron incluidos en la Memoria Chilena. En esa ocasión pudimos conversar con Mauricio Rosenmann. “Agradezco sinceramente a Víctor Quezada y a la DIBAM, nos dijo, por haber resucitado este libro viejo de más de medio siglo.”

Después de un tiempo volvimos a encontrar a Mauricio. Esta vez no ocultó cierta incomodidad. En la biografía se ignoraba su actividad en Chile cuando joven y el texto no le había sido comunicado previamente. Solo los paraguas del no había sido digitalizado. “Acá va una comparación irreverente, dijo. Tiene la virtud de aclarar: ¿Sería justo considerar los Veinte poemas de Neruda como si fueran la única referencia posible?Como si los otros libros y las otras actividades del autor no existieran.”

En tu biografía se indica que estudiaste piano y composición en Chile y que proseguiste los estudios en Europa. ¿Qué es lo que no te parece bien?
“En Chile entre 1948 y 1954 había escrito dos libros. Están aún inéditos. En 1960 algunos de esos poemas aparecieron traducidos al alemán en la revista golem, editada en Freiburg en colaboración con el poeta Reinhard Döhl y su hermano, el compositor Friedhelm Döhl. Esa traducción fue en verdad mi primera publicación. Link a la revista  golem 1,1:

http://mauricio-rosenmann-taub.com/Mauricio-Rosenmann-Taub/pdf_dokumente/golem2.pdf 

Link a uno de los poemas en el texto español original: http://artespoeticas.librodenotas.com/artes/1516/arte-poetica-1950

“La raíz del idioma es fuerte. Resido en Alemania y sigo siendo chileno.

Mi biografía, incluso breve, debería esbozar las vivencias que no pueden silenciarse. Por ejemplo, la música. Entre 1947 y 1956 ofrecí numerosos recitales en Santiago y provincias. En 1947 se anunció en El Mercurio mi primer recital de piano (20.10.1947). Obtuve varias recompensas, entre otras el premio Centenario del Conservatorio. En 1952, invitado por Jorge Peña Hen viajé a La Serena con el cantante Miguel Concha. Fue la primera vez que subí a un avión. Ofrecimos recitales. Me alojé en la casa de Jorge Peña y su esposa, Nella Camarda, que entonces estudiaba un concierto de Beethoven. Jorge Peña fue asesinado en 1973 durante la Caravana de la Muerte. Escribí una composición en su memoria. El tercer movimiento le está dedicado. El título, Sirenata, evoca el nombre de la flautista, Renata Greis, el de la ciudad, La Serena, y alude a una sirena mitológica o de alarma que se manifiesta en la flauta y el sintetizador. Sirenata, completa o en partes,se tocó en varias ciudades: Londres (Wigmore Hall), Frankfurt (SDR), Karlsruhe, Colonia (WDR), Essen (Folkwang Museum y Christuskirche), Santiago (Isidora Zegers), Valparaíso y provincias.

“En 1955 ofrecí recitales en Viña del Mar (Quinta Vergara) y Valparaíso (Universidad Técnica Santa María). En Santiago toqué con la Orquesta Sinfónica de Chile bajo la dirección del maestro Víctor Tevah el concierto en do menor de Mozart. Obtuve el máximo galardón que se otorgaba en Chile a un pianista: el premio Orrego-Carvallo. En mi último recital en 1956 toqué como estreno la sonata para piano de Tomás Lefever. En El Mercurio apareció una crítica del maestro Juan Orrego Salas (6.12.1956). Todo esto se encuentra en la Memoria Chilena resumido en solo cuatro palabras: Estudió piano y composición. Nada más. Punto. Aunque en Chile no haya sido solo estudiante. Durante más de dos años fui profesor en el Conservatorio Nacional.”

Poco a poco se añadirán más detalles. Lo principal es tu actividad como escritor y que tu libro aparezca en un buen lugar.
“Que el libro sea accesible online en la Memoria Chilena es excelente. Un regalo. Pero no estoy seguro de que se trate solo de detalles. No corresponde dar un regalo y decir: ándate con tu música a otra parte.

No es necesario. Los sonidos desaparecen por naturaleza propia. Se transforman en resonancias y se pierden. Así, a través de la historia ha habido músicas inolvidables que se han perdido y olvidado para siempre. Keats entrevió el secreto: Son dulces las sonoras melodías, / pero las inaudibles son más dulces (Heard melodies are sweet, but those unheard / Are sweeter). Así Keats en su oda A una urna griega.

“La música de la Grecia antigua se quedó silenciosa. Perdura solo en ciertos ritmos, en la teoría (contemplación/investigación) y, por la conjunción de las musas, en una paleta de números, proporciones (analogías) y gestos ritmizantes: la base de la métrica de la poesía grecolatina. Sabía de la métrica a través de mi hermano David, pero de esta otra métrica me impuse en detalle por Olivier Messiaen. Estudié con el maestro en París durante tres años doce horas por semana. Finalicé los estudios con el “primer prix”. Que yo sepa, fui el único estudiante chileno (hispanoamericano?) que obtuvo esa recompensa. El director del Conservatorio de París, Alain Poirier, me extendió un certificado, pero hay otras referencias, incluso un certificado personal del maestro, de su puño y letra. Todos estos documentos están en poder o al alcance de la Memoria Chilena.

“Olivier Messiaen sigue ausente de mi biografía, como también Raúl Zurita que ha presentado casi todos mis últimos libros. Sus pregnantes palabras se encuentran en la cubierta o en la solapa de esos libros y en Internet.  Pero Messiaen y Zurita están expurgados, como también Harald Weinrich y Eugen Gomringer, el legendario padre de la poesía concreta. Su juicio sobre mi libro Disparación puede verse en MAGO editores o en la PFAU-Verlag. No en la Memoria Chilena.”

No se trata solo de ti. Están llenos de trabajo. No tienen tiempo. Seguramente corregirán las omisiones.
 “No lo dudo, pero no puedo menos que preguntarme en qué estriba el olvido de la Memoria Chilena. ¿Sucede a menudo? ¿Será largo? Mi libro fue olvidado durante casi medio siglo. Al fin lo recordaron. Por lo tanto no se trata de Alzheimer, a menos que sea fingido. De cualquier modo, bastaría añadir unas pocas palabras más, para que al menos se pueda comprender que existo, primero en Chile y después en Europa. Así es.

Ojalá que también lo sea en la Memoria Chilena, cuando tengan tiempo.”



 

 

 

Proyecto Patrimonio— Año 2016
A Página Principal
| A Archivo Mauricio Rosenmann Taub | A Archivo de Autores |

www.letras.s5.com: Página chilena al servicio de la cultura
dirigida por Luis Martinez Solorza.
e-mail: letras.s5.com@gmail.com
ALZHEIMER EN LA MEMORIA CHILENA
"los paraguas del no" de Mauricio Rosenmann Taub en Memoria Chilena
(Entrevista)