Proyecto Patrimonio - 2016 | index | Roberto Castillo Sandoval | Autores |


 

 

 

 

 



Professor Roberto Castillo Sandoval read from Antípodas / Haverford College Libraries
12 de noviembre de 2015

 

La sopaipilla del destierro
"Antípodas", de Roberto Castillo Sandoval

Por José Ignacio Silva
Las Últimas Noticias, 6 de junio de 2014, p. 72

 




.. .. .. .. ..

El volumen de crónicas  Antípodas, del académico chileno Roberto Castillo Sandoval, tiene un móvil más que interesante: exponer los desencajes y distancias que puede experimentar un expatriado respecto de lo chileno. Estas crónicas cubren un amplio espectro temporal que va desde los años sesenta hasta nuestros días. Son mucho más que un intento de definir lo nacional desde el destierro, pues el autor admite la dificultad que los años y la lejanía imponen al desterrado que quiera tener fresca la película de nuestro país.

Roberto Castillo se sitúa en un lugar difícil, es uno más de “los de afuera” que intenta comprender lo que pasa y lo que piensan “los de adentro”. La labor es imposible de cumplir a cabalidad, pero el autor despliega una muy apropiada muestra de honestidad y valentía para hablar desde sí mismo y no tener ningún empacho en reconocer el resentimiento como un motor creativo, como la bencina del pensamiento y un lente con el cual enfocar la actualidad: “Resentidos de mi país, hagamos chasquear nuestras cortaplumas, salgamos del clóset, porque es cierto lo que dice el enemigo, el resentimiento es bilis y veneno que carcome al que lo siente, pero sólo si se reniega de él”. Tras tan inusual declaración de principios, Antípodas se desenvuelve revelando el ojo atento de un protagonista de su tiempo, una revista nacional que inevitablemente se mezcla con la biografía, especialmente marcada a fuego por el terror pinochetista que, al mismo tiempo, marcó y modificó a Chile de tal forma que el autor ya no sabe cómo lidiar con él.

Castillo apunta, hacia el final de su libro, que la construcción de un país se hace aglutinando un millón de narrativas familiares, historias personales y vestigios de tradiciones. Con ese rescate íntimo, logra una reunión de retazos consistentes. Las historias se hilvanan creando texturas diversas y, aunque no es gran novedad señalar que la memoria de un país se hace uniendo, como en un mosaico, un montón de pequeñas memorias (o, como ocurre en este caso, un montón de entradas de blog), la gracia en este caso es que el autor va hilando ese edredón memorialístico con una prosa singularmente viva, que nos devela a un cronista que, por momentos, se acerca en brío, urgencia y lenguaje a Pedro Lemebel. Ambos comparten ese resentimiento combustible que se enciende en el lenguaje, donde las palabras salen todas al ruedo, pero nunca sin razón, sin rellenos ni remilgos relamidos. El autor mira a sus compatriotas: “Lo que llevamos dentro no es un micrero, sino un escolar. Un estudiante de primero medio acosado por las hormonas, con el carné extraviado, un ángel cimarrero que anda callejeando cuando debería estar ayudándole a la madre, un pinganilla que se pasa craneando maneras de mirarles los calzones a las niñas del liceo, un gordito que se mancha la camisa con el mismo Bic eternamente reventado, o manosea un berlín podrido en el fondo de la mochila”.

Castillo supera a muchos cronistas apoltronados de pensamiento y famélicos en el decir, y un berlín reventado es su magdalena proustiana en medio de tanta rabia. Antípodas es un descubrimiento y entrega imágenes sugerentes, registros y tonos diversos, conformando una pequeña gran historia en un país traumado que, según certeramente ilustra el autor, es un espacio de enorme soledad.



 



 

Proyecto Patrimonio— Año 2016
A Página Principal
| A Archivo Roberto Castillo Sandoval | A Archivo de Autores |

www.letras.s5.com: Página chilena al servicio de la cultura
dirigida por Luis Martinez Solorza.
e-mail: letras.s5.com@gmail.com
La sopaipilla del destierro
"Antípodas", de Roberto Castillo Sandoval
Por José Ignacio Silva
Las Últimas Noticias, 6 de junio de 2014, p. 72