Proyecto Patrimonio - 2016 | index | Raúl Zurita | Demian Paredes | Autores |

 







Comentario a ‘In Memoriam’
Raúl Zurita: una música de los países rotos

Por Demian Paredes
@demian_paredes



.. .. .. .. ..

Fragmentos o secciones del gran volumen de Raúl Zurita, Zurita (EUDP, 2011), reescritos y reordenados, fueron apareciendo años previos a esa magna obra de casi ochocientas páginas del poeta y escritor chileno: In Memoriam, Cinco fragmentos, Cuadernos de guerra, Sueños para Kurosawa se titularon los “anticipos”. Y ahora, la joven editorial argentina Audisea publica In Memoriam, en una versión revisada y adaptada por el autor; un libro aparecido originalmente en 2008 en Santiago de Chile.

Como si fuera un fantasma que recorriera los escombros de la destrucción posdictatorial latinoamericana, los genocidios en Europa y sus guerras, las matanzas y aberraciones de la historia (in)humana –ahí está, para confirmarlo una vez más, el libro póstumo recién aparecido del español Jorge Semprún, Ejercicios de supervivencia–, la voz poética que compone Raúl Zurita en sus libros tiene como piedra de toque estos temas, desafiando de algún modo la conocida (ultracitada) frase de Adorno, acerca de la poesía y Auschwitz como experiencias antagónicas, absolutamente opuestas, e incluso de efecto paradójicamente (auto)anulatorio, en el caso de una: “escribir poesía” luego de Auschwitz era, para Adorno, “un acto de barbarie”. Pero Zurita no “solo” escribe poesía “después de Auschwitz” –y las barbaries posteriores–, sino que, transformando la experiencia y el recuerdo, genera e implanta un “vitalismo poético”, una vigorosa fuerza, una voz, que surge del derrumbe, de la destrucción y el crimen masivo que perpetraron las dictaduras –en particular la de su propio país–.

En versos que emplean cierta repetición –a modo de anáfora–, generando su propia circularidad, y a veces un machacoso ritmo –el leitmotiv, el ritornello –, surgen figuras, momentos (del pasado, propio y ajeno, privado y social), “reconstruidos”, revividos, por la literatura y la poesía. No es un discurso astillado (estallado), aunque sí bautizado por la violencia: los títulos de los poemas de las diferentes secciones de In Memoriam lo dejan claro: una comienza con el poema “1973”; otra, con uno titulado “110973” y así siguiendo. Hay también cierta autorreferencialidad (autobiográfica), en tono menor (“todo ese pajeo del arte bajo dictadura y blá blá blá”; “teníamos un grupo de acciones de arte bajo dictadura y blá blá blá”). Y el humor: un Zurita se encuentra (en un sueño) con Miguel Ángel, y que es capaz de preguntarle “si también iba/ a pintar a Pinochet” (el resultado: “Se puso furioso y empezó/ a gritarme…”); y en otro poema se dice que, de atreverse a leer a Cormac McCarthy, “a los asesinos, torturadores,/ y otras lanas se les aguarían/ hasta las balas”. Es la “santidad” de la literatura y el arte (como los sueños que escribe el poeta “para Kurosawa”) generada/empleada contra las fuerzas oscuras y destructivas.

Y en este lenguaje, el cruce con lo majestuoso de la naturaleza, con sus superlativas dimensiones, que brindan ciertas coordenadas espaciales “universales”: cielos y cordilleras, mares, ríos y océanos, gigantescos escenarios que se desgranan, se destiñen, se transfiguran… y se convierten en un sombrío telón de fondo para recorrer episodios (tan trágicos como grotescos muchas veces) de la vivencia bajo manu militari; y se pondera la vida, también, en esos sufridos cantos, en su elementalidad pura y urgente: el amor, la amistad, los lazos familiares, intentando llegar a –o al menos recuperar– algún núcleo de lo profundo de la condición humana.

Raúl Zurita ha hecho emerger una voz sufrida, castigada, pero también de extraña belleza: granítica, tan pura como dura; oscura, como puede serlo una montaña. Hermano en nuestro torturante presente –producto de un luctuoso y lacerante pasado–, rememora y conjuga los elementos del imponente paisaje natural con situaciones y acontecimientos terribles/terroríficos, en una suerte de “prosa poética” áspera, ácida, pesada, crudamente realista (aspectos todos que la pueden emparentar con varios libros y pasajes del argentino Andrés Rivera). Ante un un desfile de fantasmas y espectros, Zurita lanza su kadish por los países rotos.


 

 

 

Proyecto Patrimonio Año 2016
A Página Principal
| A Archivo Raúl Zurita | A Archivo Demian Paredes | A Archivo de Autores |

www.letras.s5.com: Página chilena al servicio de la cultura
dirigida por Luis Martinez Solorza.
e-mail: letras.s5.com@gmail.com
Comentario a ‘In Memoriam’.
Raúl Zurita: una música de los países rotos.
Por Demian Paredes